alfear01-600x120

Ganancias: a quiénes se aplicará la exención del medio aguinaldo

Nueve días después del anuncio oficial de la presidente Cristina Kirchner en la Conferencia Anual de la Unión Industrial Argentina, el Poder Ejecutivo publicó en el Boletín Oficial el decreto que exime el pago del Impuesto a las Ganancias de casi 700 mil trabajadores.

La demora ya generaba algunos nervios en los estudios de contadores que por estas horas tienen que empezar a liquidar el pago de la cuota del Salario Anual Complementario (SAC) correspondiente a la segunda mitad del año. Los profesionales de los números y, principalmente los trabajadores alcanzados por el beneficio, tendrán ahora pautas más claras para saber quiénes están alcanzados por la medida.

De acuerdo al artículo 2 del decreto 2354/14, el anuncio de la jefa de Estado tendrá efectos exclusivamente para los trabajadores cuya mayor remuneración bruta mensual devengada entre los meses de julio a diciembre de 2014 no supere los 35.000 pesos.

Los asalariados que pagan Ganancias y su sueldo está cerca del límite establecido por el decreto deberán revisar los recibos de la segunda mitad del año para saber si finalmente tendrán descuentos sobre el aguinaldo. Hay trabajadores que tienen un salario bruto que está por debajo del límite fijado por el Gobierno pero quizás en algún mes lo superaron en base a horas extras, feriados y francos trabajados. Estos empleados quedarán atrapados por el tributo.

Aquellas personas que estén alcanzadas por la exención, verán en su recibo de haberes el monto de Ganancias que dejarán de tributar bajo el concepto “Beneficio Decreto N° 2354/14″.

“Los trabajadores con ingresos que no superen los 35.000 pesos mensuales no pagarán impuesto a las Ganancias sobre el medio aguinaldo de diciembre. Esto es para fomentar el consumo y mantener la progresividad de este tributo”, dijo Cristina Kirchner en la Unión Industrial.

El anuncio desactivó medidas de fuerzas del gremialismo opositor y un malestar creciente en los sindicatos afines a la Casa Rosada. Sin embargo, aún están vigentes las quejas para una modificación integral del impuesto. El piso a partir del cual se ingresa al régimen y las escalas, desfasadas desde principio de siglo, están en la mira de los especialistas.

De acuerdo a un decreto del año pasado, hoy están alcanzados por el gravamen aquellas personas que hasta agosto de 2013 tenían un salario bruto de $15.000. Llamativamente aquellos que en aquel momento no ganaban ese monto y luego tuvieron aumentos salariales, están afuera de Ganancias. Esto lleva a situaciones injustas en varias empresas, donde un trabajador con más experiencia o mejor posición termina percibiendo un salario de bolsillo menor al de un trabajador que recién ingresa a la compañía.

Share Button