alfear01-600x120

Marcha atrás del gobierno. No habrá nuevos impuestos a los vinos y espumantes

El Gobierno decidió dar marcha atrás con el nuevo impuesto interno al vino y a los espumantes que estaba contemplado en la reforma tributaria que propone el oficialismo.  La decisión fue tomada por el presidente Mauricio Macri y fue oficializada luego de la reunión que el jefe de Estado mantuvo con el gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo.

“Hemos sido escuchados y acabo de tener una reunión con el presidente Mauricio Macri: me ha confirmado que el impuesto al vino no va al Congreso”, dijo el gobernador mendocino, Alfredo Cornejo, al salir de la Casa Rosada.

La reunión de Macri y sus ministros con los gobernadores fue desarrollada en el salón Eva Perón durante una hora. Al finalizar el encuentro, los ministros del Interior, Rogelio Frigerio, y de Hacienda, Nicolás Dujovne, brindaron una conferencia de prensa en la que dieron algunos detalles de las propuestas expresadas por Macri.

La fuerte presión de los gobernadores de las provincias productoras de vino logró que el Gobierno armara una mesa de diálogo con los gobernadores cuyanos, con el fin de encontrar una solución al conflicto y evitar que se extienda en el tiempo.

El último miércoles, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, recibió al gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, y al de San Juan, Sergio Uñac, para dialogar sobre el conflicto por el impuesto al vino que contemplaba un gravamen del 10% a la producción vitivinícola.

Los dos gobernadores venían pidiendo de manera insistente al Gobierno que no gravara el vino, dado que eso podría afectar de manera contundente a las economías regionales de sus provincias. Por eso, la noticia generó satisfacción en los gobiernos de Mendoza y San Juan.

Durante la conferencia de prensa que los ministros brindaron después de la reunión, Dujovne señaló que el Gobierno decidió dar marcha atrás y modificar el proyecto de Reforma Tributaria al detectar que definitivamente había algunos nuevos impuestos “que afectaban” a determinadas actividades económicas, como la del vino y los espumantes.

En esa línea, Frigerio explicó: “Nuestros proyectos han sido enriquecidos por el diálogo y la búsqueda de consensos, e incluso el aporte de otras fuerzas políticas. Y esta no va a ser la excepción”.

Share Button