alfear01-600x120

Macri prometió una investigación “seria y profunda” sobre el submarino

Maurcio Macri habló este viernes por primera vez en conferencia de prensa sobre el caso del submarino ARA San Juan y se comprometió a la realización de “una investigación seria y profunda” sobre su desaparición

El Presidente prometió “certezas” sobre el caso y pidió no apresurarse a buscar “culpables”, en un intento de bajar el tono de la tensión entre la Rosada y las Fuerzas Armadas -de la que dio cuenta LPO- que desencadenará una inminente razzia de toda la cúpula.

Macri fue el único orador de la breve conferencia de prensa en la que se mostró junto a su ministro de Defensa, Oscar Aguad, en el edificio de la Armada.

Allí dio su “especial reconocimiento a los 44 tripulantes por su patriotismo, heroismo y valentía”, mientras que se dirigió en particular a sus familiares para darles un mensaje de apoyo: “El dolor es mucho, pero estamos juntos”.

Además, dijo que la investigación permitirá entender cómo un submarino que se había llevado a reparación de media vida y que estaba en “perfectas condiciones” para navegar sufrió “aparentemente esta explosión”. Con esa frase, el Presidente echó por tierra las versiones que culpaban a Cristina Kirchner por no haber mantenido al ARA San Juan en condiciones.

Marcos Peña ya había anticipado hoy la línea que mantendría Macri en su conferencia. El jefe de Gabinete sostuvo que recién cuando concluya la operación militar en marcha para encontrar al submarino “se iniciarán todas las investigaciones pertinentes en todos los ámbitos, en la propia Armada, la investigación judicial y la investigación correspondiente a nivel administrativo”.

En declaraciones a la prensa, Peña señaló la necesidad de “ir a fondo en todos los planos” para conocer la información sobre la misión cumplida por el submarino, así como sobre sus condiciones de trabajo y el estado del buque. Además, habló del “compromiso con la verdad” que tiene el gobierno.

Como se anticipó a través de fuentes de la Casa Rosada, Macri ya decidió remover a toda la cúpula de las Fuerzas Armadas.

El presidente tenía planeada una reestructura de las fuerzas luego de que Oscar Aguad asumiera en el ministerio de Defensa en lugar de Julio Martínez, electo senador en La Rioja.

En ese primer boceto, que el presidente preparaba para fin de año, se incluía la remoción del jefe de la Armada, almirante Marcelo Srur; el jefe de la Fuerza Aérea, brigadier Víctor Amrein y el del Ejército, general Diego Suñer. El único que iba a salvarse de la razzia era el jefe del Estado Mayor Conjunto, general Bari del Valle Sosa.

Sin embargo, la desaparición del submarino ARA San Juan, que motivó la intervención de los países más poderosos del mundo, hizo enfurecer a Macri con las fuerzas, por lo que podría adelantar los cambios en la cúpula militar.

Share Button