Misiones tampoco le trajo una buena noticia a Mauricio Macri. El candidato peronista del Frente Renovador de la Concordia, Oscar Herrera Ahuad, derrotó por casi 60 puntos al candidato de Cambiemos, nada menos que el presidente del PRO a nivel nacional, Humberto Schiavoni.

Con el 80,59 por ciento de los votos escrutados, el peronista obtenía un 74 por ciento de los votos contra el 16,41 por ciento del macrista. Se trata de un récord histórico de diferencia en la provincia, que implicó una nueva derrota para Cambiemos, en este caso, en la cabeza del presidente del Consejo Nacional del partido de Macri.

La elección no impidió a los misioneros aprovechar la tarde en la costanera de Posadas. En una conferencia, tras el cierre de los comicios, el ministro de Gobierno provincial, Marcelo Pérez, destacó que votó más del 80,37 por ciento del padrón electoral. «La participación es muy importante. En las últimas elecciones habíamos rondado el 70 por ciento de participación», indicó. La provincia tuvo una experiencia de voto electrónico en Candelaria y desde el gobierno misionero se planteaban ampliarlo a toda la provincia a futuro. El resto del recuento se hizo a través de 33 centros de transmisión digital.

Perdamos

Schiavoni compitió con el sello Juntos por el Cambio, pero no hubo manera de ocultar su filiación: el candidato a gobernador de Cambiemos es, además, el presidente del Consejo Nacional del PRO. Se trata del primer candidato a gobernador del PRO que se midió en una elección este año, dado que el resto de los representantes de Cambiemos fueron radicales, que resultaron derrotados. Schiavoni enfrentó al Frente Renovador de la Concordia que gobierna desde 2003 en la provincia junto al radical Luis Pastori. En su paso por la urna, Schiavoni, ex ministro de Economía de Ramón Puerta, dijo que en Cambiemos estaban abiertos a ampliar la alianza e intentó despegar al gobierno nacional de lo que iba a ocurrir en la elección provincial.

Y es que el resultado es devastador, y por debajo de la serie histórica: en 2017, Cambiemos consiguió un 33 por ciento de los votos, nueve puntos por debajo del Frente Renovador de la Concordia. Ayer cayó a menos de la mitad y cerca del resultado de 2015, cuando Cambiemos había ido dividido: el PRO había obtenido 14 por ciento y la UCR, el 8,5 por ciento, contra un 64 por ciento que obtuvo el actual gobernador, Hugo Passalacqua.

Poco antes de las 21.30, cuando Herrera Ahuad le sacaba 70 puntos, Schiavoni salió a reconocer la derrota en un breve discurso: «Queremos felicitar a quienes indudablemente han resultado electos, Herrera Ahuad y Arce, que han hecho una excelente elección. Los números son contundentes con lo que no queda más que felicitarlos y desearles el mayor de los éxitos en el gobierno», dijo. «Quiero destacar que esta ha sido una campaña limpia y sin agresiones. Eso habla de la madurez institucional de los misioneros», sostuvo el presidente del PRO, quien no obstante sostuvo que «hubiera sido deseable que se realizara un debate propuesto por una ONG».

«El poder de la renovación es muy importante: hace veinte años gobierna la provincia, como otras provincias que tienen ley de lemas», dijo Schiavoni, quien no obvió su pertenencia a Cambiemos: «Quiero agradecer a Mauricio por el apoyo en esta campaña y por lo que está haciendo para que la Argentina no vuelva al pasado». Fue el único momento en que hubo aplausos al candidato de Juntos por el Cambio.

«Les mando un fuerte abrazo a Schiavoni y a toda la militancia de Cambiemos de Misiones por el esfuerzo y el compromiso en estas elecciones. Ahora hay que trabajar para agosto y octubre», sostuvo el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, vía Twitter. Al gobernador electo, le dedicó: «A través del diálogo y el consenso vamos a trabajar juntos por las familias misioneras».

Similar Posts