El   mosquito transmisor de enfermedades como el dengue,  la fiebre zika y la fiebre chinkungunya deja sus huevos, latentes, en los envases, neumáticos, tapitas, en cualquier recipiente que junte agua. Por este motivo es prioritario sostener las acciones preventivas.  Como no existen vacunas que prevengan esta enfermedad ni medicamentos que la curen la medida más importante de prevención es la eliminación de todos los criaderos de mosquitos, es decir, de todos los recipientes que contienen agua tanto en el interior de las casas como en sus alrededores.

Desde la Dirección de Ambiente y Desarrollo Sustentable, dependiente de la Secretaria de Ambiente y Servicios Públicos, de la Municipalidad de General Pico, recomiendan la implementación de medidas sencillas y ya conocidas pero altamente efectivas, con el objetivo de eliminar todos los criaderos de mosquitos.

Es fundamental llevar adelante la tarea “descacharrización”, que implica eliminar las latas, botellas, neumáticos, trozos de plástico y lona, bidones cortados y todo lo que acumule agua dentro del hogar o en el mismo patio.

También es importante mantener el patio o jardín desmalezado, y destapar incluso los desagües de lluvia de los techos; eliminar el agua de los huecos de árboles, rocas, paredes, pozos, o letrinas abandonadas.

La directora de Ambiente y Desarrollo Sustentable del municipio local, Melina Medus, mencionó que tan importante como eliminar los recipientes es respetar las fechas de recolección de residuos, “una vez que los vecinos limpien sus patios les solicitamos que saquen la basura en consonancia con el cronograma de recolección de residuos especiales, o que se acerquen hasta la Estación de Transferencia de Residuos Sólidos de Avenida Circunvalación y calle 44”, puntualizó.

Similar Posts