Luego de que recrudecieran las discusiones sobre los planes sociales a través del caso de una mujer que se jactó de no trabajar, el Gobierno porteño anunciará este martes que las familias que no envíen a sus hijos a la escuela se quedarán sin el beneficio social que perciben.

En ese marco, el Ministerio de Educación de la Ciudad, a través de la resolución N°3732/MEDGC/22, definió cuáles son las condiciones que deberá cumplir un estudiante a partir de ahora para ser considerado «alumno regular».

Esta nueva definición impactará en el acceso al programa social Ciudadanía Porteña que requiere como contraprestación asegurar la escolaridad de los menores de 18 años del hogar.

«El mejor lugar en el que pueden estar los chicos y las chicas es en la escuela», expresó Soledad Acuña, ministra de Educación de la Ciudad de Buenos Aires.

«El Estado tiene que garantizar que así sea. Y si no empezamos a tomar las decisiones que verdaderamente hagan la diferencia, no vamos a poder sacar al país adelante», sostuvo.

La medida -publicada en el boletín oficial el 1 de agosto de 2022- implica que para ser un «alumno regular» los estudiantes deberán asistir en cada bimestre un mínimo del 85% de los días efectivos de clases durante el ciclo lectivo, según las fechas establecidas en la agenda educativa.

Además, no podrán tener más de 25 inasistencias injustificadas a lo largo del año.

Comparte esto: