Eduardo Borri, titular de la Cámara de Industriales Metalúrgicos de Córdoba, afirmó que ya comenzaron a verse los primeros impactos positivos en la industria automotriz por la reactivación del campo que presentó una cosecha récord.

Según Borri, en algunas empresas “se están viendo números un 10% por arriba del primer trimestre del año pasado que no fue malo porque todavía no había golpeado el efecto de la devaluación y de las cuestiones climáticas”.

“A medida que avance el año seguramente va a ser muy superior, porque el segundo trimestre del año pasado fue malo y esperamos que este sea bueno”, estimó.

Por último, aunque reconoció que el campo es uno de los grandes motores del país, advirtió que “es una ayuda y no soluciona todo